NUTRICIÓN DE BOVINOS - AgroClick S.A.S

 
NUTRICIÓN DE BOVINOS
Autor: Ana Lucía López | Fecha de Publicación: 20-03-2021 17:22:06 | Categoria: Nutrición de bovinos | Visitas: 48



NUTRICIÓN DE BOVINOS



De acuerdo con datos del Instituto Colombiano Agropecuario - ICA, el censo bovino en el año 2020 está distribuido en 655.661 predios y totaliza con 28.245.262 animales, lo cual representa un incremento de un 3,7%, respecto al año anterior. Al igual que el año anterior, el 68,0% del total de ganado bovino se concentra en los mismos diez departamentos, Antioquia (11,3%), Caquetá (7,9%), Meta (7,7%), Casanare (7,6%), Córdoba (7,6%), Santander (5,9%), Cundinamarca (5,3%), Magdalena (5,2%), Cesar (5,1%) y Bolivar (4,7%).


Estos datos nos llevan a reflexionar sobre la población bovina en nuestro país que ha incrementado con respecto al censo bovino hace una década, según la Encuesta Nacional Agropecuaria (ENA), en el 2011 el inventario de ganado fue de 22.074.391 cabezas y el área deforestada en prácticas agrícolas y ganaderas creció en 62% en zonas de la Orinoquía,  El Meta y El Amazonas, entre otros.


La  crisis ocasionada por la pandemia del COVID-19 está afectando la ganadería bovina en Colombia. Los primeros impactos y las medidas de mitigación a corto plazo se han hecho visibles en todos los eslabones de las cadenas de valor de carne y leche. 


Es por esto que se hace importante tener conceptos claros en nutrición animal para aprovechar al máximo los recursos verdes tradicionales y no tradicionales. Las raciones alimenticias de los bovinos deben elaborarse de manera responsable con el medio ambiente y con la fisiología del animal para mantener un buen funcionamiento ruminal, ya que la mayor parte de las necesidades energéticas y proteicas diarias de los rumiantes son cubiertas por los ácidos grasos volátiles y la proteína microbiana producida en el rumen. 




Por ende, la ración debe incluir un aporte mínimo de fibra que provenga de los forrajes, cuando haya cambios en la alimentación se deben hacer de manera gradual y prolongada, hasta por tres semanas. Es importante que en la alimentación animal tengan en cuenta estos cinco aportes nutricionales:


CARBOHIDRATOS: Son sustancias importantes que se consumen como energía, se encuentran en los músculos en forma de glucógeno. Se transforma en una fuente de energía para el cuerpo y el cerebro y mantiene la temperatura corporal.


PROTEÍNAS: Son un compuesto que contiene nitrógeno, el principal componente del músculo y la sangre, son las sustancias más importantes para el organismo. Los microorganismos de los animales rumiantes pueden utilizar nitrógeno no proteico (NPN) en el rumen sintetizando una proteína bacteriana. 

 

MINERALES: Son elementos excepto el nitrógeno, hidrógeno, oxígeno y carbono. En el cuerpo existen muchos minerales como Calcio (Ca) y Magnesio (Mg) que son los componentes principales en la formación de los huesos y dientes, así mismo el Potasio (K) y el Sodio (Na) participan en la regulación de la presión osmótica.

 

VITAMINAS: Son sustancias importantes que tienen participación en el metabolismo del organismo, son un componente de coenzimas y enzimas que no pueden ser sintetizadas por el propio organismo, exceptuando las vitaminas del complejo B, que sí son sintetizadas por los microorganismos del rumen.

  

GRASA:  Es una sustancia que se disuelve en un diluyente orgánico, pero es insoluble en agua y es el nutriente que tiene 2.25 veces más energía que las proteínas y carbohidratos.


Básicamente el ganado bovino se alimenta de materiales verdes (arbustos, leguminosas, forrajes, pasturas, forrajeras arbóreas, etc.). Sin embargo la dieta de los animales se ha variado, el uso de alimentos como concentrados comerciales ha modificado la microflora ruminal, desconociendo que los pastos y forrajes  deben ser el principal protagonista de la alimentación de rumiantes, por ello es de vital importancia que el productor conozca muy bien todos los factores que impactan su producción.


Existen alternativas alimenticias para suplementar bovinos, caprinos y ovinos que podemos enumerar: 

 

Bloques multinutricionales: Se trata de una mezcla con buenos aportes en proteínas, energía y minerales.

 

Ensilaje: Es una buena forma de conservar nutrientes del forraje por medio de la fermentación anaeróbica, la humedad del forraje debe ser del 65 al 70%, 

 

Henolaje: Es la deshidratación de los forrajes hasta llevarlo a un 45% de humedad en condiciones anaeróbicas.

 

Henificación:  Es un proceso en el cual se deshidratan forrajes de manera natural hasta bajar su humedad al 20 – 15%, lo que permite su almacenamiento por largos periodos de tiempo.


Hidroponía: La siembra de alimentos que no necesiten de la tierra y el subsuelo se ha convertido en una alternativa de producción para los ganaderos en época de verano. 

 




Comentarios (0)

No se han encontrado comentarios en este Blog.

Déjanos tu comentario